Ana Manuela Torres Vaquero   

 Maestra Nacional   

 ¿Cómo era Da. Anita en la escuela?

  Nada mejor que el testimonio de alumnas suyas para saberlo.

  Ellas nos lo cuentan


Elige una opción   

  1. VISITACION VICENTE

  2. DOLORES MARTIN

  3. ANASTASIA HERNANDEZ

  4. NATI MARTÍN

  5. MARTINA ALONSO

  6. JOSEFA EGIDO

  7. DOCUMENTOS

  8. FOTOS

  9. HIMNO Y MARCHA de SAN LORENZO

  10. REFLEXIONES y CURIOSIDADES  FINALES

  11. AGRADECIMIENTO

 

   


 

 

VISITACIÓN  VICENTE    >> (foto) 

-Encontramos a Visita y su esposo Raúl regando el jardín de su casita en Aldeadávila. Significativo, que sin saber el motivo de nuestra visita nos dice de entrada- “Mi amor a las flores y plantas me viene de mi maestra Da. Anita” Sigue, sigue contándonos cosas de tu maestra, que ese es el motivo de nuestra visita-.

“Nos asignaba a cada una su “cantero” que cuidábamos y adornábamos con ramitas de árboles.. (mimbre) a manera de rejilla, haciendo arcos. En verano, vacaciones, seguíamos al cuidado; pedíamos la llave  para entrar a regar nuestros pensamientos, alhelíes, etc...El agua la traíamos de la fuente “El Prao”En el invierno, los tiestos entraban y salían: El sol, los hielos. Para el frío, nos dejaban llevar una latita con brasas de la lumbre de casa.”

“De labores, bordados y cosidos, también aprendímos mucho”

“La Historia Sagrada y de España la escenificábamos. A cada una nos asignaba un personaje y así aprendíamos y nos divertíamos; y reteníamos los nombres muy bien y fácilmente.”

“Si había alguna alumna un poco retrasada o deficiente cada día se sentaba con una niña”

“Mi madre también fue a la escuela con ella” – 37 años dan para mucho -

 “Nos enseñaba muchas canciones; que a la mayoría le ponía letras suyas” -Visita nos cantó algunas; entre otras: “Himno a San Lorenzo” y “Marcha de S. Lorenzo”, momento que aprovechamos para tomar nota de las letras-.

¿Era Da. Anita exigente, pegaba?  - Por aquel entonces imperaba: “la letra con sangre entra”-. “No , no, no; bueno cuando teníamos mal día, nos daba en la palma de la mano  con la varita”. - ¿Con la regla? -  “No, no, con la varita”.

 -Visita presume orgullosa que a sus 83 años, todavía, escribe sin faltas de ortografía.

  (Manolo- Aldeadávila, 2001)

   (Visita falleció: 07.03.2012)

 

Ir al principio

DOLORES  MARTÍN  >> (foto) 

-Dime, Dolores,  lo primero que te venga a la mente sobre Da. Anita. “Pues mira, antes, había ricas y pobres” y ahora también, le digo - “No, no; pero antes eran de verdad. Las pobres que no teníamos nada, ni un trocito de tela en el que aprender a bordar, ella, nos lo daba”.

-¿Qué otros recuerdos tienes?- "Muchos, muchísimos y cuantos más años tengo más los recuerdo. Representábamos comedias y cuadros de baile (María de la O, etc.),  para los que preparábamos el vestuario con sayas, mantones de Manila, etc. y disfrutábamos mucho"

"Los jueves por la tarde teníamos paseo, recreo; no teníamos escuela; pero ella nos convencía para que acudiéramos y si hacía bueno nos llevaba de paseo" - ¿Por ejemplo?- "A la Peña de Las Pilas allí jugábamos, cantábamos y con piedras hacíamos un mapa mudo de España y fíjate que después iba yo con las ovejas, muchos días después y todavía el mapa seguía en su sitio;  y me gustaba pasar por allí y contemplarlo.

"Nos tenía prometido que uno de los  jueves nos llevaría al río. Esta tarde que hace bueno iremos al río, dijo un día. Por la tarde todas con nuestra merienda y listas para la gran aventura. Llegamos hasta "El Hornito"  zona de abundantes escobas y allí llevamos a cabo su plan: Cada una recogimos e hicimos nuestra escoba para después barrer las lanchas de la escuela. Merendamos y, como nos hizo ver, se había hecho tarde y el río quedaba para otro día (día que nunca llegó).  Contentas regresábamos a casa con nuestras escobas. Ahora con la experiencia y perspectiva te das cuenta que tenía razón, cómo nos iba a llevar al río con el peligro que eso entrañaba; pues éramos un grupo grande y algunas pequeñas.

¿Recuerdas algo negativo, algo malo de tu maestra? - Pues.... no...no.. Sólo que era muy estricta, exigente. Quería y le gustaba que aprendiéramos: ¡INGRATAS, QUE SOIS UNAS INGRATAS! , nos decía a veces muy  enfadada.   (Manolo- La Zarza, 2001)

Ir al principio

ANASTASIA HERNÁNDEZ  >> (foto1)  (foto2)

Es unánime el recuerdo positivo, emocionado y de agradecimiento que todas las entrevistadas tienen hacia su maestra. Todo son elogios. Al preguntar  qué era lo peor de Da. Anita, después de pensar un ratito, todas venían a decir casi lo mismo: Que no recordaban nada malo. Sólo como todo mal, que era exigente, muy exigente. "Ya que teníamos la oportunidad de aprender, debíamos aprovecharla. Era nuestra obligación y la suya, nos decía".

Anastasia nos recitó esta poesía dedicada a su maestra de la que fue autor de la letra su padre  (Juan-Francisco) y ella declamó como homenaje ante Da. Anita:

(Manolo - La Zarza, 2001)

Querida maestra
profesora sabia
el cielo os bendiga
por vuestra enseñanza
Y son vuestras luces del saber
que buenas y sabias
nos habrán de hacer
Después de mis padres
siempre os amaré
seréis el modelo
que yo imitaré
Al dejar la escuela
nunca he de olvidar
y en el pecho mío
os alzaré un altar
.

(Juan Francisco Hernández)

Ir al principio

NATI  MARTÍN  >>  (foto)     + info

Conversando con Nati, me indica: - Yo fui poco tiempo a la escuela con Da. Anita; fue durante la guerra; el año 38 sería. A punto de jubilarse. Mi hermana Lumi estuvo más tiempo y recuerda muchas cosas.

- Hasta que Lumi nos cuente sus recuerdos, seguimos con los de Nati.- Mis tías decían: "Da. Anita enseñó cosas que ella no sabía" - Dime, cómo se come eso - Mis tías eran jóvenes estudiantes en la Escuela de Magisterio y ella al final de su carrera; pero preocupada por estar al día le preguntaba a ellas  sobre distintos temas para ponerlos en práctica y tener a sus alumnas a la última. Conversaba mucho con ellas - Digamos que se que se intercambiaban mutuamente experiencias de las que todas saldrían beneficiadas; también sus alumnas, destinatarias finales, ¿no?-

-¿Qué más? - Trabajaba a fuerza de machacar. Su sistema para enseñarnos la ortografía hizo que todas escribiéramos correctamente y sin dificultad; se nos quedaba fácilmente.

Sobre el trabajo bien hecho nos decía: "Nadie te va a preguntar cuánto tiempo echaste en hacerlo"

-Dime algo negativo; algo tendría malo - Que era exigente; pero conmigo y mis hermanas nunca tuvo problemas. Con algunas que no atendían puede que fuera más exigente. Cuando se enfadaba nos decía: ¡INGRATAS!, ¡CABECITAS DE MELÓN! . Su expresión máxima de enfado creo que era:  ¡COJORVAS! 

- Nati recordó - Una tarde la Historia Sagrada la dimos en Los Navazos: Moisés y las Tablas de la Ley  -Imagino el teso  de "los Navazos" convertido en el monte Sinaí-   (Manolo, Salamanca, 2002)

 

Ir al principio

MARTINA  ALONSO    >> (foto1)   (foto2)

Martina, es otra antigua alumna de Da. Anita y lo mismo que las anteriores, cuenta y no para cuando recuerda a su maestra:

"Toda mi niñez y más fui a la escuela con ella; desde los 6 a los 15 años; seguí uno más de lo habitual"  - Y por lo que cuenta y cómo, vaya si la alumna Martina los aprovechó bien -

"En aquella época había escasez de todo; y de libros no digamos; pero las niñas teníamos libros para todas. Eran de ella, de Da. Anita. Nos los hacía forrar y cuidar con esmero, como joyas que eran -nos decía-. En la escuela de niños no tenían esa abundancia ni variedad como en la nuestra. Romanceros, historia,...  de todos los temas y para todas"

"Siempre me he sentido orgullosa de la buena educación recibida en aquellos tiempos. Luego en la ciudad me sirvió de mucho, pues yo sabía qué era una onza, una libra y todas aquellas equivalencias de pesos y medidas. Me desenvolvía en las tiendas mejor que las de ciudad. Lo mismo en otros campos de la educación y la cultura. Todavía ahora, alguna vez me sale a colación la "Carpetovetónica" y mis nietos y hasta su padre, se ríen de mí, porque yo creo que no saben muy bien de qué les hablo"  -dice Martina riendo-

"Con el paso del tiempo, pronto te das cuenta que tuvimos mucha suerte con aquella formación tan completa, que aparte de las materias básicas teníamos formación complementaria con interpretaciones de canciones y obras de teatro. También en labores de bordados, cosidos, zurcidos,... practicamos y aprendimos mucho.  Otro tanto de jardinería y cuidado de plantas que cada una teníamos asignadas en el jardín de la escuela, que daba gusto verlo".

“A la edad de ocho años, nos mandaba comprar un metro de tela blanca a cada una. Nos enseñaba todo tipo de costuras: “francesa”, pespuntes, dobladillo simple, vainicas, festones de toda clase, puntos de incrustaciones,… luego nos mandaba hacer con la tela que quedaba recortes a tijera de piezas en cuadrado y en redondo que luego íbamos uniendo formando una especie de tapiz”. - ¿Lo que hoy se llama “patchwork"? –pregunto-

“También en ocasiones nos enseñaba a hacer malla con aguja para estores. Puntos de media, bordados… sabía de todo!  La que no aprendía es porque no quería!  Porque Dña. Anita mostraba el mismo interés por todas nosotras.”

 “Todavía me acuerdo y hasta podría recitar de memoria la vida de Viriato!!!... “

Martina sigue recordando - "Si Da. Anita alguna vez se encontraba mala le decía a su sobrina Lorenza  -Cuando suba Martina le das la llave de la escuela para que vaya abriendo- En más de  una ocasión si ella tenía que ausentarse me dejaba al cuidado de las demás niñas  -Deduzco por todo lo que Martina recuerda y cómo que ella hubiera sido una buena maestra. Fíjate que digo maestra, no profesora. Según el testimonio de sus alumnas Da. Anita fue una auténtica maestra, y eso en su tiempo tuvo mérito, que todas le reconocen-

"Recuerdo que más de un día retrasaba la hora de salida. Y como alguna niña dijera: -Da. Anita el reloj ya ha dado la una- ella contestaba que no había oído nada - No obstante, decía: Martina y otra niña, acercaros al Torreón a  ver si  es la hora-  Así mientras íbamos y veníamos, habían pasado cinco minutos, los necesarios para que acabaran el trabajo las que no lo habían hecho"

"Varias veces fuimos caminando, mi maestra y yo, a Cabeza del Caballo, donde había una maestra que sabía mucho de canto. Íbamos a aprender canciones que luego enseñábamos aquí a las demás" En la iglesia cantábamos en misas y hasta en las de difuntos- Según opinión de las demás alumnas, Martina cantaba muy bien, tenía buena voz y oído musical. Siempre tuvo papeles protagonistas en las muchas interpretaciones teatrales y musicales que organizaban-

"Un inspector que se hospedaba en nuestra casa (fonda) durante los dias de la visita a varios pueblos, comentó a mis padres en mi presencia sobre Da. Anita: -Lo que tiene de fea lo tiene de buena maestra; es de las mejores, sino es la mejor de toda la provincia- "  - Aclarar que estas opiniones sobre la maestra coincidían con el final de su magisterio - 

Habrá que seguir escuchando a esta alumna, que sabe mucho de Da. Anita. Ni la más mínima duda que Martina fue una de las alumnas preferidas de aquella maestra; sino la que más; mereciéndolo, con una relación excelente y recíproca maestra-alumna (Manolo y Jose Manuel -La Zarza-Bilbao, 2004)

Ir al principio


JOSEFA  EGIDO   >>  (foto1)  (foto2)

Josefa es otra alumna de aquella maestra tan recordada. Y esta su carta con sus recuerdos:

                                     Sevilla, 19-4-2009          Recordando a mi maestra

Nací el  8-4-1924 en Zarza de Pumareda, donde estuve hasta los 33 años. Desde entonces vivo en Sevilla donde me han acogido como a una andaluza más; pero los recuerdos de mi tierra y mi niñez nunca se olvidan y entre ellos el de mi inolvidable maestra Dª Anita.

Aquí en Sevilla voy a un Centro de Enseñanza de adultos y me preguntan sorprendidos ante algunas de mis respuestas donde estudié; con orgullo digo: En mi pueblo, en la escuela que había de niñas, unas 60, desde 6 años hasta 14, con una sola maestra, que se valía de algunas cosas, hacer que las aprendiéramos cantando, como los reyes godos, el descubrimiento de América, la muerte de Isabel la Católica, etc.

Llenaría un libro contando como fue mi maestra tanto como buena persona, lo mismo que su manera  de enseñar a madres e hijas en sus más de 30 años en el pueblo.

Para no hacer largo este escrito solo cuento lo siguiente.

Por la tarde de los jueves teníamos vacaciones que ella las aprovechaba para llevarnos de paseo y con pequeñas piedras hacíamos mapas en el suelo; la historia de España, hacíamos batallas, por ejemplo la del Dos de Mayo, unas éramos los franceses y otras los españoles.

Mirando el cielo nos decía, llegará pronto el día que los hombres lleguen a la luna.

Yendo a la escuela se proclamó la Segunda República, que su gobierno ordenó suprimir la clase de religión y retirar el Crucifijo que presidía la escuela, pues bien, esta maestra retiró todo lo religioso una noche y en su lugar colocó la Alegoría de la República. Por la mañana muy triste nos dice, esto que veis son órdenes superiores, sin más comentarios.

Conocí la vuelta a la escuela del Crucifijo, y ese sí que fue uno de los días más felices de mi maestra, niñas y padres, todos juntos sacerdote y Ayuntamiento en procesión y con repique de campanas, el señor alcalde colocó el Crucifijo en su sitio, nuestra maestra entre otras cosas dijo, niñas, ya puedo seguir enseñándoos la Historia Sagrada.

Cual sería su vocación, interés y paciencia, pues por las tardes del invierno teníamos que decirle (para salir) Da. Anita, que ya están las luces encendidas, pero se hacía la sorda.

Termino, aunque sea tarde pido en nombre de las alumnas que aún vivimos una calle en Zarza con el nombre de Dñª Anita Torres Vaquero. Es una petición que ruego atienda el Exmo. Ayuntamiento de mi pueblo Zarza de Pumareda

                                                    Josefa Egido Calvo

< Fragmento de la carta de Josefa, de casi 86 años, que es toda una lección de ortografía y caligrafía.

 

*  *  *

De palabra, Josefa me comentó:  "Cuando abandonas el pueblo para vivir fuera y con el paso de los años es cuando te das cuenta del valor de aquella enseñanza y la suerte de haber tenido una maestra como Da. Anita" (Manolo, Agosto 2009)

Ir al principio


DOCUMENTOS

Nombramientos de propiedad en Tirados de La Vega (1894) y en Zarza de Pumareda (1901)

Pulsa en la imagen para ampliar

danita4.jpg (48580 bytes)

Nombramiento de propiedad en Tirados de la Vega  1894

Firmado por Mamés Esperabé

 

 

 

 

 

Pulsa en la imagen para ampliar

Nombramiento en propiedad - 1901 >

Nombramiento de propiedad en Zarza de Pumareda 1901

Firmado por Miguel de Unamuno

 texto >>

_____

El original de este documento se encuentra en las oficinas de la Gestoría Administrativa  ACS de Salamanca

 

Universidad Literaria

        Salamanca

   En uso de las atribuciones que me confiere el artículo 182 de la ley de Instrucción pública de 9 de Septiembre de 1857, restablecido por el decreto de 29 de Julio de 1874, he acordado nombrar a V. por concurso Maestra en propiedad de la Escuela de primera enseñanza elemental completa de niñas de Zarza de Pumareda con el sueldo de seiscientas veinticinco pesetas anuales y obvenciones señaladas en la citada ley.

   Lo que participo a V. para su cocimiento y satisfación.

   Dios guarde á Vd. muchos años.-

Salamanca 5 de Febrero de 1901

                          El Rector

                      Miguel  de  Unamuno

Sra. Da. Ana Manuela Torres Vaquero


OTROS  DOCUMENTOS  INTERESANTES

Son varios los testimonios que recibió de alumnas, que ya fuera del pueblo, le agradecían la formación recibida, en algunos casos a la altura de los institutos, causando sorpresa cuando los examinadores comprobaban que procedían de una pequeña escuela de Enseñanza Primaria.

A la derecha fragmento de la carta que Aurora Martín (religiosa salesiana) envió a su maestra en este sentido. >>

...
Esta carta está fechada en:

Salamanca,  19 , VII , 36

Ir al principio

FOTOS

Si mantienes el cursor sobre la pequeña imagen puedes ver información

                                Pincha para ampliar                              

Gran grupo de jóvenes con Dª Anita en La Verde-  Año 1924-

Grupo de teatro que interpretó la obra: LA  VICTIMA  DE  SU  HERENCIA- Actores: Martín, Juan Fco., Visita, Lumi, Esperanza, Beatriz, Timotea, Martina, Felicitas, Esperanza, Anastasia y Nati

Grupo en La Verde 1924

Grupo de teatro


Reloj de la vieja escuela de niñas - Estas imágenes corresponden al reloj que había en la escuela de niñas; algunas alumnas lo recordarán. El azar hizo que cayera en manos de José María Nieto (El Sevillano) nieto del tío Aniceto. Su afición a recuperar viejas máquinas ha hecho el milagro; pues esta pieza estaba abandonada en estado deplorable, totalmente oxidada. Jose Ma. con paciencia y su buen hacer ha conseguido "que recuperara su brillo y esplendor, pero no su funcionamiento ya que le faltan algunos engranajes y fabricarlos de nuevo es realmente costoso; pero al menos se ha salvado de la desaparición". Y añade: "Se trata de un reloj Morez (muy apreciados), fabricado en la segunda mitad del siglo XVIII."  (Sevilla 2005)

Ir al principio

HIMNO Y MARCHA de SAN LORENZO

HIMNO  

Viva, viva San Lorenzo  
Luz Divina, Luz del Cielo  
Esplendor de toda España  
Sol hermoso de este pueblo.
...
Alabarte es nuestra honra,  
Imitarte nuestro celo,  
Aclamarte nuestra dicha  
Y ensalzarte nuestro anhelo.  
...
Tu corazón fue singular  
Pues causó un río
de amor sin par.  
...
Herid en nuestros corazones 
Para sentir dulces incendios  
De amor por ti.  
...
Confiemos pues  (bis)  
Que al morir te hemos de ver.
...

MARCHA

De tu nombre glorioso la fama  
Llenó el orbe de sacro fulgor  
Y a San Lorenzo mártir se aclama  
De La Zarza supremo Patrón.  
...
Con aromas de místicas flores  
Nuestras almas perfumadas ves
Y sus puros fervientes amores  
Embalsaman fragantes tus pies
...
Al honrarte en tu fiesta te piden  
Tus devotos con fe y con afán  
Que del cielo abundante le envíes  
Para el cuerpo y el alma su pan.  

 

                                                          Ir al principio


REFLEXIONES  y CURIOSIDADES  FINALES

  • El tiempo de docencia en La Zarza fue de 37 años; que dan para mucho. Este hecho hizo que tuviera como alumnas, en muchos casos  a madres primero y a sus hijas después. 
  • Es unánime la extrañeza de todas las alumnas entrevistadas, cómo ningún ayuntamiento del pueblo, hasta aquí, le haya dedicado una calle o plaza en  su memoria. Su persona y labor lo merecieron -dicen-  (En La Zarza virtual le dedicamos esa calle )
  • Carta  al Ayuntamiento, de Juan Luis Esteban, solicitando una calle para Da. Anita (25-1-2012)
  • Sabía música, componía canciones y letras. Tocaba la acordeón, pandereta...; habilidades éstas que dieron mucho juego en aquella época, con representaciones teatrales y musicales, así como en  actos religiosos.
  • Cuentan que llegó un joven maestro de niños y en poco tiempo, su habilidades docentes dieron  buen resultado que se notó en la formación de los muchachos pues vino a igualar e incluso superar a las niñas. Da. Anita, exigente con ella misma y como en sus años jóvenes, a pesar de estar cercana a la jubilación, se picó, y  volvió a poner a la altura de siempre su escuela de niñas. Lo que demuestra su tesón y coraje.
  • De todos es conocido que Da. Anita formó y preparó a Ma. Patrocinio Martín  (La Patro) para que atendiera la escuela de párvulos, en la que aprendimos, muchos de nosotros las primeras letras. A contar en aquel "bolero"  de cien bolas divididas en decenas, la historia sagrada, las provincias de España (cantando), etc. De esta manera cuando llegábamos a los seis años, nos incorporábamos a la "escuela grande" con cierta base.
  • Por lo visto y oído se constata que fue una profesional de arriba a abajo; es decir una gran vocacional de la enseñanza. En su tiempo ya practicaba lo que hoy llamamos reciclaje o puesta a punto porque sus alumnas debían "estar a la última" en cuanto a formación.
  • Entre sus aficiones y habilidades estaba la apicultura. En su pequeño huerto lleno de flores ( malvas, romero, alhelíes, etc.) cuidaba con con esmero unas colmenas, de las que obtenía panales de rica miel. Aunque muy pequeño, yo recuerdo los "corruscos" de pan casero, de pueblo untados con aquella miel. También algún picotazo, con la consiguiente hinchazón, de las laboriosas abejas. Sobre este tema su sobrino Angel Torres (Peralejos 2005) recuerda: Para "castrar las colmenas" mi tía Anita nunca se ponía nada ni en la cara ni en las manos y nunca le picó ninguna abeja. Cuando le decían  que tuviera cuidado, ella siempre con mucho mimo decía: "Pobrecitas, si no hacen nada a quien las quiere"

Ir al principio


AGRADECIMIENTOS

 

Gracias a Ana Isabel Jiménez por su labor de investigación para informarnos ampliamente de fechas y  datos tan interesantes como desconocidos de nuestro personaje.

También a las alumnas de Da. Anita: Visita, Dolores, AnastasiaNatiMartina y Josefa, que con sus testimonios, recuerdos, fotos, canciones y poesías nos han acercado a la maestra y a la persona.

A todos los que directa o indirectamente han colaborado aportando datos y detalles, también muchas gracias.

 

Ir al principio

 

VOLVER                           sigue >>